Somos una gran familia contigo: Día de la Iglesia Diocesana

Somos una gran familia contigo: Día de la Iglesia Diocesana

8 Noviembre, 2018

8.noviembre.2018__  Tal y como recordó el obispo auxiliar, don Luis Argüello, en la presentación a los medios de comunicación de las cuentas de la casa con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, la Diócesis de Valladolid recaudó el pasado ejercicio de las aportaciones directas de los fieles más de 4,2 millones de euros del total del presupuesto, que en 2017 se situó en algo más de doce millones de euros. El segundo gran capítulo en los ingresos, apuntó, fueron los 3,2 millones de euros de la asignación tributaria que, a fin de cuentas, también eran aportación ciudadana.

En cuanto al destino de los gastos, el mantenimiento del vasto patrimonio eclesiástico en diócesis como la vallisoletana acapara gran parte de la inversión (4,2 millones se destinaron el pasado año a la conservación de edificios y a los gastos de funcionamiento), mientras que la retribución del clero ascendió a 2,7 millones de euros y las acciones pastorales y asistenciales se situaron en 2,7 millones.

Además, tal y como explicó el ecónomo, José María Conde, la diócesis de Valladolid aportó de sus fondos de remanentes 725.000 euos para hacer frente a una necesidad de financiación extraordinaria: el pago de la última fase de la edificación del nuevo templo de La Flecha (Arroyo de la Encomienda), inaugurado hace  unos meses, y la casa parroquial de Zaratán.

Pensando sobre todo en las exigencias del patrimonio, Conde hizo una llamada a los fieles a que colaboren en el sostenimiento de unos templos “casi catedralicios”, situados en muchos casos en pueblos de menos de un centenar de habitantes, y aque lo hagan de una forma periódica, en la medida de sus posibilidades, y más allá de la celebración del día de la Iglesia Diocesana o del IRPF.

El ecónomo recordo asimismo que, por vez primera, y en cumplimiento de la nueva contabilidad de la general de la Iglesia, el balance económico no incluye los alrededor de 600.000 euros procedentes de  los ingresos y gastos de las penitenciales y de los templos conventuales, sino tan solo los de las 308 parroquias.

A preguntas de los informadores don Luis Argüello se refirió asimismo a la recurrente polémica por la exención del IBI a determinados bienes de la Iglesia (también de otras confesiones, clubes deportivos, fundaciones y hasta partidos políticos) y recordó que todas ellas son fruto de la Ley de Mecenazgo de 2002 y que, en el caso de la Iglesia, hacen en parte posible su amplísima contribución al mantenimiento del Estado de Bienestar.